Vivir en Málaga

Vivir en Málaga: 6 Razones para vivir allí

7 min read
4.3
(10)

Málaga aporta la mejor combinación de factores en la que destacan su clima deseable, las mejores playas del Mediterráneo, una gastronomía envidiable y un alto nivel de calidad de vida entre otras cosas. Acompáñanos durante este artículo para descubrir las principales razones por las que Málaga se ha ganado un lugar especial en el corazón de aquellos que han elegido este destino como su próximo hogar

Cuando empezamos a buscar un nuevo destino para vivir, sin dudas Málaga debe ser una de las opciones de la lista. La capital de la Costa del Sol se ha convertido en un imán perfecto para residentes locales e internacionales por igual. En los siguientes apartados explicaremos las principales razones para elegir este destino. Quédate con nosotros para descubrir los secretos de una de las ciudades más emocionantes de España.

Buen clima y sol

Uno de los principales atractivos de esta ciudad es sin duda su cálido y soleado clima, un auténtico paraíso para los amantes del buen tiempo. Contando con más de 300 días de sol al año y una increíble temperatura media anual de 23ºC, que está al alcance de muy pocas ciudades en el mundo. Los inviernos en Málaga son suaves y templados, por lo que no tendremos que usar abrigos gruesos.

Ciudad costera

Málaga no es solo una ciudad bañada por el sol, sino también por las increíbles aguas cristalinas del Mediterráneo. Este tesoro costero cuenta con la mezcla perfecta de la vitalidad de la vida urbana con la tranquilidad de la playa, dándonos un equilibrio perfecto que pocos lugares pueden igualar. 

Comenzar tu día con un matutino paseo por la orilla del mar puede convertirse en una rutina que nos aporte la paz necesaria para el resto del día. Sus numerosas playas te esperan, desde la famosa La Malagueta a solo un paseo del centro histórico, hasta la encantadora Caleta o los Baños del Carmen.

La influencia que tiene el mar sobre Málaga se siente en cada esquina, desde los restaurantes con pescado fresco del día hasta los infinitos paseos marítimos que te harán explorar la costa. Además para los amantes de las actividades acuáticas tendrán un lugar ideal para desarrollar las actividades, desde surf y buceo hasta un simple día de relax en la playa.

El mar forma parte de la cultura de la ciudad, y la esencia de vivir en una ciudad costera como Málaga, donde el ritmo de vida se mezcla con la tranquilidad del mar, te harán vivir una experiencia totalmente única.

Vivir en Málaga

Conectividad y transporte

Además de lo que hemos comentado, al elegir un nuevo destino debemos de tener en cuenta su conectividad y transporte. En este sentido, vivir en Málaga también es una opción ideal, pues es el punto perfecto para descubrir otro sin fin de países y destinos. 

Comenzaremos hablando del aeropuerto internacional de Málaga-Costa del Sol, que conecta con los principales destinos nacionales e internacionales, contando con vuelos directos que cruzan el Atlántico. Además, este aeropuerto se sitúa a 8 kilómetros del centro de la ciudad, pudiendo llegar en poco más de 10 minutos en coche y se encuentra conectado perfectamente con transporte público.

Pero la conectividad no se limita solo al aire. El tren de alta velocidad, conocido como el AVE, ha supuesto una auténtica revolución de los viajes por tierra. El AVE cuenta con conexiones directas a Madrid, ciudad a la que llegarás en unas dos horas, y a otras 10 ciudades españolas, incluyendo Barcelona, Valencia o Ciudad Real. 

Para el transporte interior de la ciudad, no tenemos que preocuparnos, Málaga cuenta con un sistema de autobuses que conectan toda la ciudad en poco tiempo, y por si fuera poco, tiene una red de metro que conecta el centro de la ciudad con el resto de barriadas en pocas paradas. 

Para terminar hablaremos de su puerto marítimo, situado en una hermosa bahía natural, desde donde los cruceros zarpan cada día a nuevos destinos y las mercancías llegan y parten a diversas partes del mundo.

Prepara tu mudanza a Málaga con De Haan Movers.

Legado, historia y cultura

Dejando un poco de lado el clima, las playas y el ocio, vamos hablar del pasado y rica cultura que se aprecian en cada esquina de la ciudad. En Málaga, cada calle y cada monumento, respiran historia con una  narrativa que se extiende a lo largo de los siglos.

Dar un paseo por las calles de Málaga es como navegar por un libro de historia al aire libre. La Alcazaba, la Catedral, también conocida como «La Manquita», el Teatro Romano y el Castillo de Gibralfaro son algunas de las joyas arquitectónicas que encontrarás en esta ciudad. Cada una de ellas cuenta una historia única y fascinante.

Por otro lado, la vida cultural de Málaga es igual de cautivadora. La ciudad ha sido cuna de ilustres personalidades como Pablo Picasso, Antonio Banderas, Pepa Flores y Antonio Molina. Sus monumentos y construcciones, junto con una gran variedad de ofertas de museos, como el Picasso, el Thyssen y el Centre Pompidou, convierten a Málaga en un centro neurálgico del arte y la cultura en España.

Gastronomía y comida

En la Costa del Sol, la comida es un festín para todos los sentidos. La ciudad nos ofrece una combinación de sabores con una amplia variedad en sus platos que satisfarán todos los paladares.

El plato típico de Málaga son los «espetos», una auténtica exquisitez local para disfrutar con el sonido de las olas del mar, trata de pescado fresco en espetones de caña y cocinados a la brasa en las orillas del Mediterráneo.

Otro de los platos más emblemáticos de la ciudad es el  «ajoblanco», una sopa fría hecha de almendras, ajo y aceite de oliva perfecto para los días cálidos. También está la «ensalada malagueña», una mezcla de tomate, naranja, pimiento, cebolla, aceitunas y bacalao que es una verdadera explosión de frescura en tu boca. Y, por supuesto los «camperos», bocadillos de mollete típicos de la Costa del Sol que llevan queso, jamón cocido, pollo, lechuga, tomate, mayonesa y otros ingredientes al gusto.

Además de la comida, Málaga también es tierra de vinos con una tradición que se remonta a la época romana, los vinos más conocidos son los dulces, como el famosísimo Moscatel de Málaga.

vivir en Málaga

Ciudad en pleno crecimiento

Debido a todas sus características, Málaga ha atraído a multitud de empresas multinacionales y startups de tecnología, que encuentran en ella el lugar idóneo para su desarrollo. La perfecta combinación entre un entorno soleado y una de las infraestructuras más modernas del país han convertido a Málaga en un auténtico imán para el talento y la innovación.

Este continuo crecimiento se respalda por la constante inversión en infraestructura. Cada semana surgen nuevos proyectos de desarrollo, como las mejoras del puerto de Málaga y el Muelle Uno o el centro de convenciones y exposiciones entre otros.

La oferta cultural y de entretenimiento también ha sufrido una gran evolución, siendo Málaga la anfitriona de numerosos eventos, festivales y exposiciones que atraen tanto a los propios residentes de la ciudad como a visitantes. La ciudad está en auge, y su crecimiento se refleja en la diversidad de actividades y oportunidades que ofrece.

Conclusiones para vivir en Málaga

La Costa del Sol, gracias a su envidiable clima y playas, su rica historia y su increíble gastronomía se convertirá en la ciudad de tus sueños cuando hayas pasado tan solo unos días viviendo en ella. En cada esquina, en cada bocado y en cada actividad o conversación, Málaga revela su propio encanto único, las razones para vivir aquí son abundantes

En conclusión, vivir en  Málaga es una experiencia realmente enriquecedora que abarca lo mejor de la vida:  Si en algún momento te preguntas por qué Málaga se ha convertido en uno de los destinos favoritos del mundo, la respuesta es clara: esta ciudad tiene todo lo que necesitas para vivir una vida plena y con una gran posibilidad de desarrollo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz click para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 10

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.